Arduan
MENÚ

FACIAL

Tratamiento Antiaging Arduan Estética Bilbao

Tratamientos antiaging: la forma de envejecer es opcional

El 75% de la forma en que envejecemos depende de nuestro estilo de vida. Prevenir es más fácil que curar. Comenzar lo antes posible garantiza los mejores resultados.

 

La percepción de la edad o la belleza se relaciona con el estado de la epidermis, que responde en buena parte a la exposición al medio ambiente.

 

Son dos los factores que intervienen en el envejecimiento. Por un lado, el factor intrínseco, llamado también ‘cronoenvejecimiento’, que se produce por el paso de los años y afecta a todo el organismo, aunque en la piel es más visible. Se trata además de un proceso inevitable, determinado genéticamente, aunque un buen cuidado y tratamientos pueden retrasarlo.

 

Estos cambios producidos por el paso de los años empeoran por la influencia de elementos externos, como la radiación ultravioleta, el tabaco o la contaminación. Estos son los llamados factores extrínsecos, que aumentan la producción de radicales libres y producen daño en el ADN, disminuyen el nivel de colágeno y elastina y provocan numerosos daños en la piel.

 

Los factores extrínsecos son responsables de un 75% del envejecimiento.

 

La radiación ultravioleta y el fotoenvejecimiento

 

El factor extrínseco más perjudicial es la radiación ultravioleta (hasta un 80%). El fotoenvejecimiento es el daño que provocan los años de exposición de la piel al sol.

 

La piel se compone de tres capas: la epidermis o capa externa, la dermis o capa intermedia y el tejido subcutáneo o capa profunda. La dermis contiene colágeno, elastina y otras fibras que constituyen la estructura de la piel. Estos elementos, que aportan a la piel un aspecto liso y juvenil, son los que resultan dañados por la radiación ultravioleta (UVR).

 

Los UVR se componen de dos tipos diferentes de ondas, los rayos UVA y UVB. Cuando los rayos UV golpean la piel, los melanocitos luchan por producir melanina para depositarla en la epidermis. Este es el proceso del bronceado que, en realidad, es una reacción de defensa contra la radiación para que no penetre en la piel.

 

Los rayos UVB son más cortos que los rayos UVA y son el principal causante de las quemaduras solares. Los rayos UVA son responsables de gran parte de los daños que asociamos con el fotoenvejecimiento.

 

Estos rayos penetran profundamente en la dermis, donde se producen los daños a las fibras de colágeno, que provocan un aumento anormal de producción de elastina. Las cantidades inusuales de elastina inducen la producción de unas enzimas llamadas metaloproteinasas.

 

Estas enzimas, que reconstruyen el colágeno dañado, funcionan incorrectamente y lo degradan, determinando que la piel se reconstruya incorrectamente.

 

Como este proceso se repite con la exposición de UVA diaria, la piel reconstruida incorrectamente forma arrugas, y la reducción de colágeno da como resultado a una piel atrófica y de aspecto envejecido.

 

Arduan Estética Avanzada Bilbao

 

Nuestra propuesta:

 

-APARATOLOGÍA como Reviderm SkinNeedler. La auténtica revolución de la microporación. El dispositivo más seguro, preciso y potente de todos. Agujas de precisión milimétrica realizan microcanales que activan el proceso de regeneración natural de la piel. El resultado garantizado es una piel más joven, firme y uniforme. Muy eficaz para corregir arrugas y surcos profundos, reestructurar y redensificar la piel, redefinir los contornos (lifting) y como pre y post tratamiento de intervenciones estéticas. Resultados probados en la Universidad de Hamburgo.

 

-Venus Swan®. Plataforma de última generación, que combina dos tecnologías: Radiofrecuencia Multipolar + Pulsos Magnéticos. Esta combinación única permite generar un calentamiento uniforme de la piel con penetración de múltiples capas en forma segura, mejorando la eficacia del tratamiento y con resultados contundentes en reafirmación facial. Aprobado por FDA para arrugas y flaccidez.

 

-CellJET de Reviderm. Esta tecnología de ultrasonido de 10 MHz es muy precisa. En comparación con otros dispositivos, penetra solo 0,3 cm. de profundidad en la piel. Por lo tanto, funciona exactamente donde tienen lugar los procesos de envejecimiento. Las ondas de ultrasonidos masajean el tejido, lo calman, fortalecen, aumentan su resistencia y revitalizan y rejuvenecen hasta la piel más cansada. Estimulan y mejoran la respiración celular y activan la regeneración de colágeno. Hacen un entrenamiento vascular, reducen el valor del PH de la piel y mejoran la receptividad de los activos subsecuentes.

 

Pide cita: 944 27 38 93